Roscón de Reyes Sin Gluten, (experimental)

La tradición gastronómica en casa manda realizar un Roscón de Reyes, pero este año tocaba Roscón de Reyes Sin Gluten, después de leer varias recetas por la red y de volverme loco con los tipos de harinas sin gluten, (ya que cada una sirve para una cosa) y por mucho que busqué, tan solo conseguí la marca Beiker que compré en Mercadona y que no era ni la Proceli ni la Schär que indicaban algunas de las recetas, así que mal comienzo…

Roscón de Reyes Sin Gluten

Ingredientes: (para dos roscones) Receta de Cocina fácil sin gluten.
– 400 g harina Proceli (en mi caso Beiker)
– 130 g azúcar
– 2 huevos
– 125 ml leche
– 40 ml aceite
– ralladura de 1 naranja
– ralladura de 1 limón
– zumo de 1 naranja
– 40 g de levadura fresca de panadería (Mercadona)
– 1 pizca de sal
– 1 cucharilla de vinagre (no le puse)
– agua de azahar (no le puse)

Mi extravagante aportación:
– 200 g harina de arroz
– anís
– azúcar humedecido para decorar
– crema pastelera

Proceso

Al final me he decantado por una receta con levadura fresca de panadería para realizar lo que pensaba, se parecería a mi roscón tradicional, pero me equivoqué, una vez mezclados los ingredientes, mi masa de roscón era una especie de sopa (foto 1) así que me lié el trapo de cocina a la cintura y decidí agregarle algo de harina de arroz hasta que pude hacerme con la masa y darle forma redonda (foto 2), pero entonces, vino mi segundo error o tercero si la elección de la harina ya era el primero, dejé que levase la masa más tiempo del necesario, desparramándose el roscón por toda la bandeja (foto 3). Finalmente y como cuarto error no localice fruta escarchada sin gluten o que me diese la confianza suficiente para saber que no llevaba gluten y decidí poner de adorno crema pastelera que puse después del horneado creando así lo que es mi último error ya que debí ponerla antes del horneado…
En fin, para aprender perder, el roscón es de miga aceptable (foto 4) y buen sabor pero seco como una alpargata, ideal para untar en un chocolate calentito. ;P

Procedimiento:
Calentar un poco la leche con el zumo de naranja y el aceite, agregar la levadura, los huevos y el azúcar y batir, añadir la harina y la ralladura del limón y naranja, amasar y dejar reposar 1 hora en lugar templado. En este punto yo ya tenía una sopita que había subido de tamaño pero sopita con ponpas al fin y al cabo…

Entonces fui echando harina de arroz hasta que conseguí hacer un par de roscos que dejé levar nuevamente 45 minutos, (como andaba haciendo la comida al mismo tiempo, cuando quise darme cuenta, aquello había invadido la bandeja) y hornear a 180 grados unos 10 minutos.
Una vez fuera del horno y en caliente, los pincelé con anís y espolvoreé azúcar humedecido con agua. Finalmente y como quedaban tan sosetes hice una crema pastelera en plan rápido para decorar un poquillo.

De sabor no estaba malo pero como mi memoria guardaba y esperaba el roscón tradicional con gluten en mi pecho se alojó un sentimiento de fracaso y culpabilidad que espero superar en posteriores experimentos…

Print Friendly, PDF & Email


Sazona este artículo con tu comentario:

Powered by WordPress