Huerto en barbecho

En barbecho significa “tierra labrantía que se deja sin trabajar para que descanse”, en mi caso mi huerto está en barbecho por causas ajenas a mi voluntad, llevaba ya tres meses sin pasar ni a mirar como andaban las pobres borrajas y acelgas, las dejé abandonadas sin riego por goteo ni nada, en invierno retiro el programador de riego automático en previsión de roturas por heladas.

Huerto en barbecho

Huerto en barbecho

Siempre que voy al huerto siento un hormigueo en el estómago, son, en lugar de mariposas de amor, hormiguitas de nervios, jajaja, en verano es por saber si mis frutos seguirán ahí sin estropearse o si encontraré nuevas plantas en flor, en esta ocasión las hormiguitas solo esperaban que todo estuviese en su sitio, que las inclemencias del tiempo no hubiesen llenado de agua mi arcón de herramientas que tiene la tapa rajada a causa del sol que le pega todo el día, que no me encontrase un exceso de malas hierbas con las que pelear de nuevo y lo que sí esperaba es que ya no quedase ni rastro de vida verde allí…

Bueno pues todo está perfecto, las dos acelgas y la borraja siguen verdes, con escarcha invernal pero vivas, haber malas hierbas “haylas”, pero lo normal para el invierno, poca cosa, así que ahora toca volver a la normalidad, retirar todas las madericas y las mangueras de riego y pasar la motoazada, abonar y tirar “palante” ante la búsqueda de una normalidad que parece que no acaba de llegar a mi casa y que se hace esperar.

Borraja escarchada ;)

Borraja escarchada 😉

Muy a mi pesar he abandonado algunos retos gastronómicos, a otros llego por los pelos y las publicaciones por aquí las hago con cuentagotas pero el huerto me ha enseñado a sentirme parte de la naturaleza, por eso no quiero dejarlo, (llevaba todo el invierno pensándolo) por muchos o pocos tomates que crezcan siempre los veré como hijos míos fruto del trabajo en contacto con la madre tierra, añoro el olor a tierra mojada y andar comiendo cherrys mientras mi espalda cruje a causa de los trabajos con la azada…

Espero volver a sonreír al ver el huerto verde, lleno de vida, con tonos rojo tomate, negro berenjena, amarillo flor de calabacín y olor a tierra mojada y a….  estiercol, jajaja.

Print Friendly, PDF & Email


5 Comentarios en “Huerto en barbecho”

  1. glutoniana dice:

    Nos ponemos demasiados retos y queremos ir siempre a 100%. Y la vida a veces es mejor vivirla poco a poco. La naturaleza nos enseña esto, a no ir con prisas. Ya llegarán mejores tiempos en que el huerto estará a tope 🙂

  2. Pilar dice:

    Me da pena leerte, pero las cosas vienen sin que las esperes y seguro que el huerto volverá a ser lo que era y saldrán tomates olorosos y ricos.
    Un abrazo y ánimo José

  3. fernando dice:

    Comprendo, tus alegrías y pesares, ya que cuando cultivas la tierra, siempre tienes unos bonitos recuerdos al ver como crecen todos los productos que as plantado y el olor de cada una te da la vida,que bonitos recuerdos tengo yo, ya que los he vivido y aunque han pasado mas de 50 años aun los recuerdo y añoro.de tu PAPI con cariño.

  4. sefa dice:

    Si no he leido mal,a pesar de todo te animas a seguir con tu estupendo huerto y espero que sea bueno contigo y crezca todo muy bien y puedas sabaorear con ellos tus ricas recetas, bsssssss.

  5. fernando dice:

    Te complicas la vida cada dia un poco mas y a veces no se puede llegar a todo, cuando tengas un tiempo sin tantos agobios, recibiremos con gran alegría, lo que puedas de tu querido huerto, con cariño, tu Papi.

Sazona este artículo con tu comentario:

Powered by WordPress