Habas tiernas cocinadas con vaina

Las habas que hemos recogido del huerto son tan tiernas y las hemos arrancado tan jóvenes que las he cocinado con vaina, en Aragón es típico comerlas así, todas enteras pero para este menester, tiene que ser un haba joven y no muy grande, justo antes de que la piel se vuelva áspera y dura.

Habas enteras con jamón

Cómo cocinar las habas con vaina:

Ingredientes:
– 400 g habas
– 4 dientes de ajo
– 200 g jamón serrano en tacos
– 2 patatas medianas
– aceite, sal

1.- Es tan sencillo como eliminar las puntas y trocear según tamaño deseado, ni siquiera he desgranado las habas, tal cual han ido a una olla con agua hirviendo y sal, en 10 minutos ya estaban blanditas, las he pasado a un recipiente con agua fría para evitar que sigan cociendo y perdiesen su colorcico verde.

Las habas enteras y a la olla

2.- Después he frito unas patatas mas que nada para distraer el paladar de Alex que como sabéis es muy exigente…
3.- Luego he realizado un sofrito con los dientes de ajo laminados y el jamón picadito fino.
4.- Finalmente he añadido las habas y las he rehogado unos minutos. Para presentar el plato he acompañado las habas con las patatas fritas en plan revuelto.

Patatas fritas y revuelto de habas con jamón

El resultado ha sido tres platos vacíos 😉 el sabor era muy suave y delicado, quizás por ser de un tamaño inferior al acostumbrado de las compradas en tienda.

 

Print Friendly, PDF & Email


12 pensamientos sobre “Habas tiernas cocinadas con vaina”

  • Pese a haber desayunado, los jugos gástricos se me han disparado. En mi caso me gustan los granos, así que cuando vayamos a comprar buscaré en algún puesto habas para poder desgranarlas, aunque a mi mujer no es un plato que le apetezca mucho.
    Un abrazo.

  • ¡Me he acordado de mi padre, Jose!.
    A él le encantaban las habas así.
    Yo me sigo quedando con las tiernas porque las vainas me resultan demasiado fuertes de sabor.
    Como tú dices quizás te han salido tan suaves por no ser muy grandes.
    Cuando las hacía mi madre yo creo que me ponía 4 habas contadas y luego hasta las orejas de patatas fritas y jamón. (Las 4 habas era obligatorio comerlas porque si no no se podía en el plato el resto de cosas).
    Jajajajaja.

    Pochoncicos.

  • @unjubilado: las próximas que recolecte las dejaré mas grandes que a mi padre le pasa lo mismo, le gustan más los granos. Un abrazo.

    @Pilar: de toda la vida las he comido entericas, antes no me gustaban ahora sí, ¿será que me estoy haciendo mayor?

    @Wivith: de pequeño me pasaba igual, solo quería chicha y patata.

    Besicos.

  • @Marisa: jejeje eso es que la has probado poco 😉

    @Sefa: me alegro de que te gusten tal cual las he puesto yo, tengo otra receta de mi madre que publicaré en breve.

    Besicos.

  • Jo, doy fe de lo ricas que saben así, mi madre no se cree que me las coma sin rechistar, en su casa siempre hacía ascos cuando las ponía en el plato. Igual es que como tú dices, me estoy haciendo mayor 🙂
    Bss.

¡ Gracias por comentar !

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.