Guisantes frescos con jamón

Nunca había visto guisantes frescos en las verdulerías que frecuento aquí en Zaragoza, es una leguminosa que tiene una temporada muy corta, apenas podemos disfrutarla fresca en primavera, yo los sembré en el huerto en octubre y los he visto crecer muy despacio, casi llegué a perder la esperanza, al final, en marzo comenzaron a llenarse de flores y en abril ya pude recoger sus frutos, unos meses que bien ha merecido la pena esperar y ser paciente dejando actuar a la naturaleza una vez más a su libre e inteligente albedrío.

Guisantes del huerto en flor y dando frutos en marzo.

Confieso que ha sido emocionante desgranar los guisantes por primera vez en mi vida, muchas dudas me invadían, ¿los habré retirado de la planta muy pronto o muy tarde?, bueno pues ni lo uno ni lo otro, la cocción ha sido rápida, en menos de 5 minutos estaban en su punto correcto de cocción y de sabor mucho más suaves que los congelados, no me han resultado tan dulzones.

Guisantes frescos con jamón

Ingredientes:

  • 400 g guisantes frescos
  • 150 g jamón serrano en taquitos
  • 3 dientes de ajo
  • 3 patatas medianas

Elaboración:

  1. Lavar, abrir y desgranar los guisantes.
  2. Poner a hervir agua con sal, echar los guisantes y vigilar el punto de cocción probando un guisante de vez en cuando, ya que en apenas 2 minutos comienzan a estar al dente y antes de 5 minutos están listos.
  3. Laminar los dientes de ajo y cotar el jamón serrano en dados, freír el ajo y cuando comience a tomar color agregar el jamón el tiempo justo para que el ajo no se queme y el jamón no quede demasiado salado.
  4. Aparte freír unas patatas cortadas en dados.
  5. Mezclar los guisantes con el jamón, dar unas vueltas para marearlos un poco,  agregar las patatas fritas y a comer.

 

Print Friendly


8 Comentarios en “Guisantes frescos con jamón”

  1. sefa dice:

    Yo si recuerdo ayudarle a mi madre a desgranarlos y la verdad me encantaba, como tu dices no es muy
    normal verlos en las verdulerias, tener la suerte de comerlos recién cogidos…
    Este plato lo cocino mucho casi igual que tu.
    Que pases buen finde, bs.Sefa

  2. Marisa dice:

    Eso es “tetica de monja” super tiernos y con el amor que has puesto en cultivarlos jejeje. besicos

    • Jose dice:

      La verdad que no les he hecho mucho caso porque pensé que no saldrían adelante, el año pasado ya me ocurrió, que los sembré y las platas no crecieron nada y al final los arranqué demasiado pronto, este año los abandoné a su suerte y han ido creciendo por una red de plástico que les puse (el año pasado no la puse y acabaron reptando por los suelos los pobres). Besicos.

  3. Laura dice:

    Jose, me encantan los guisantes!. En Bilbao se encuentran fácilmente frescos en temporada, incluso los venden ya pelados, pero nada comparable seguro con la producción propia, qué lujo!
    Me ha gustado la idea de los daditos de patata fritos, lo probaré.
    Gracias!!!

    • Jose dice:

      Que suerte encontrarlos frescos, la verdad que todavía me quedan y espero que las plantas den algo más, los voy a echar en todos los guisos que haga. Saludos.

  4. Éste es un plato que hacemos en casa a menudo, sobre todo cuando los guisantes están en temporada. Son un bocado exquisito.
    La próxima vez le añadiremos las patatitas, a ver qué tal.
    Aunque suponemos que bien, no hace falta más que ver la foto.
    Un abrazo.

Sazona este artículo con tu comentario:

Powered by WordPress