Buñuelos rellenos de boniatos a la miel

Es temporada de boniatos, de buñuelos de viento y la miel en invierno es perfecta para aportar al organismo la energía necesaria para afrontar el frío de los largos y oscuros días invernales, así que hoy vengo con unos Buñuelos rellenos de boniatos a la miel, la receta es muy fácil y tan solo tenéis que seguir el truco definitivo para asar unos boniatos y que salgan dulces y deliciosos…

Buñuelos rellenos de boniatos a la miel

Buñuelos rellenos de boniatos a la miel

Si queréis saberlo todo sobre la miel, pasaros por Recetario Mañoso, este mes estamos cocinando con miel aragonesa gracias a Julia que eligió este ingrediente y se lo está currando junto a Pilar, hasta el día 10 tenéis tiempo de cocinar con nosotros y un poquico de miel.

Recetario Mañoso de diciembre: miel

Recetario Mañoso de diciembre: miel

Ingredientes: (12 buñuelos grandes)

  • 125 ml agua
  • 60 g mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de levadura en polvo Royal (polvo de hornear)
  • 75 g harina
  • 2 huevos medianos
  • azúcar para rebozar
  • miel de Aragón
  • 1 boniato de 400 g aproximadamente

Elaboración:

  1. Primero vamos a ver como asar boniatos a la perfección, es fácil, pon el horno a 200 grados, lava bien los boniatos y sécalos, déjalos que se asen hasta que su piel cambia del color rojo al marrón y sueltan su jugo quemándose en la bandeja, es ese punto estarán asados y caramelizados, si los sacamos cuando simplemente están blandos tendremos unas patatas rojas asadas bastante sosas, si los sacamos más tarde conseguimos caramelizar sus azúcares naturales y disfrutar así de una “patata” diferente, dulce y cremosa, a mi me costó asar dos boniatos 1 hora y media, en esta receta usé solo uno, el otro me lo comí a cucharadas como cuando era niño 😉

    Cómo asar boniatos

    Cómo asar boniatos

  2. Ahora vamos con los buñuelos, ponemos en un cazo, el agua, la mantequilla, el azúcar, la sal y la levadura, llevamos al fuego hasta que se disuelva la mantequilla, y entonces agregamos la harina de golpe y mezclamos sin parar hasta que la masa se desprenda de las paredes, fuera del fuego vamos agregando los huevos de uno en uno sin echar el siguiente hasta que se ha integrado bien el anterior, debe quedar una masa cremosa.
  3. Freímos cucharadas de la masa en abundante aceite caliente tendiendo en cuenta que en la sartén crecen bastante, no eches muchos a la vez.
  4. Sacamos los buñuelos y los dejamos sobre papel absorvente, antes de que se enfríen pasamos la mitad de ellos por azúcar y la otra mitad los dejamos sin nada, os voy a proponer dos versiones de esta receta…

    Cómo hacer buñuelos

    Cómo hacer buñuelos

  5. Y ya solo queda elegir una de las dos opciones que os propongo… o las dos:
    1. Retirar la piel del boniato, aplastar la carne con un tenedor y usar la mitad para esta primera opción, mezclar con dos cucharadas de miel, después rellenar los buñuelos que hemos rebozado en azúcar.
    2. Con la otra mitad de boniato sin miel rellenar los buñuelos y pasarlos por miel caliente para que se impregnen bien.
Buñuelos rellenos de boniato a la miel

Buñuelos rellenos de boniato a la miel

Si presentáis las dos opciones el comensal no tendrá mas remedio que probar las dos, jajaja, la primera sabe más a boniato, la segunda sabe más a miel ¿tu con cual te quedas?

Print Friendly


9 Comentarios en “Buñuelos rellenos de boniatos a la miel”

  1. wivith dice:

    ¡Uy que cosa más rica Jose!.
    A ver si con tu explicación consigo que me queden bien los buñuelos porque los míos parecen calamares de la colección de “patas” que les salen siempre.
    ¡Perfecta la receta!.

    Besicos.

  2. Pilar dice:

    Yo me llevo las dos opciones sin dudarlo, tienes una pinta estupenda.
    A pasar buena semanica

  3. ANABDN dice:

    Qué con cuál versión me quedo? Pues no sé, envíame una bandeja y luego te lo cuento, jejeje. Seguro que es una elección difícil.
    Besos.

  4. Julia romero dice:

    Pues vistas ambas opciones, no sabría con cual quedarme…creo que me quedo con las dos, como tu dices, si me los pones delante tengo que probarlos todos!!me encantan los buñuelos y nunca los he rellenado de boniato ni les he puesto miel, asi que me la guardo porque estos hay que probarlos. Gracias por tu aportación, es excelente!! Bs.
    julia

  5. sefa dice:

    Yo no voy a elegir, las dos me gustan, unos ricos buñuelos
    los que nos traes los pongo en pendientes antes de que no
    encontremos los ricos boniatos que con nuestra miel hace
    un tanden estupendo, bss.

  6. sefa dice:

    Yo no voy a elegir, las dos me gustan, unos ricos buñuelos
    los que nos traes los pongo en pendientes antes de que no
    encontremos los ricos boniatos que con nuestra miel hace
    un tanden estupendo, bss.

  7. Toñi Picapusa dice:

    Madre mia que cosa tan rica, yo adoro el boniato, aunque no sé porqué prefiero los blancos, aunque se ven menos, de todos modos es cuestión de manías porque el sabor es el mismo, tus buñuelos son para perder el sentido jajajaja.

  8. Hola José. Hace mucho que no aso boniatos y recuerdo de cuando los asaba mi madre, de eso hace ya mucho tiempo jj. Me gustan mucho ya que tienen un sabor especial. Por aquí hay una cosa que está de fábula, son los pastissets de boniato. Me encantan pero nunca los he hecho jj.
    Estos buñuelos tienen que estar deliciosos. Haces dos propuestas, pues yo me quedo con las dos jj así no se pueden enfadar ninguna.
    Un abrazo

Sazona este artículo con tu comentario:

Powered by WordPress