Buñuelos rellenos de boniatos a la miel

Buñuelos rellenos de boniatos a la miel

Es temporada de boniatos, de buñuelos de viento y la miel en invierno es perfecta para aportar al organismo la energía necesaria para afrontar el frío de los largos y oscuros días invernales, así que hoy vengo con unos Buñuelos rellenos de boniatos a la miel, la receta es muy fácil y tan solo tenéis que seguir el truco definitivo para asar unos boniatos y que salgan dulces y deliciosos…

Buñuelos rellenos de boniatos a la miel

Buñuelos rellenos de boniatos a la miel

Si queréis saberlo todo sobre la miel, pasaros por Recetario Mañoso, este mes estamos cocinando con miel aragonesa gracias a Julia que eligió este ingrediente y se lo está currando junto a Pilar, hasta el día 10 tenéis tiempo de cocinar con nosotros y un poquico de miel.

Recetario Mañoso de diciembre: miel

Recetario Mañoso de diciembre: miel

Ingredientes: (12 buñuelos grandes)

  • 125 ml agua
  • 60 g mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de levadura en polvo Royal (polvo de hornear)
  • 75 g harina
  • 2 huevos medianos
  • azúcar para rebozar
  • miel de Aragón
  • 1 boniato de 400 g aproximadamente

Elaboración:

  1. Primero vamos a ver como asar boniatos a la perfección, es fácil, pon el horno a 200 grados, lava bien los boniatos y sécalos, déjalos que se asen hasta que su piel cambia del color rojo al marrón y sueltan su jugo quemándose en la bandeja, es ese punto estarán asados y caramelizados, si los sacamos cuando simplemente están blandos tendremos unas patatas rojas asadas bastante sosas, si los sacamos más tarde conseguimos caramelizar sus azúcares naturales y disfrutar así de una “patata” diferente, dulce y cremosa, a mi me costó asar dos boniatos 1 hora y media, en esta receta usé solo uno, el otro me lo comí a cucharadas como cuando era niño ;)

    Cómo asar boniatos

    Cómo asar boniatos

  2. Ahora vamos con los buñuelos, ponemos en un cazo, el agua, la mantequilla, el azúcar, la sal y la levadura, llevamos al fuego hasta que se disuelva la mantequilla, y entonces agregamos la harina de golpe y mezclamos sin parar hasta que la masa se desprenda de las paredes, fuera del fuego vamos agregando los huevos de uno en uno sin echar el siguiente hasta que se ha integrado bien el anterior, debe quedar una masa cremosa.
  3. Freímos cucharadas de la masa en abundante aceite caliente tendiendo en cuenta que en la sartén crecen bastante, no eches muchos a la vez.
  4. Sacamos los buñuelos y los dejamos sobre papel absorvente, antes de que se enfríen pasamos la mitad de ellos por azúcar y la otra mitad los dejamos sin nada, os voy a proponer dos versiones de esta receta…

    Cómo hacer buñuelos

    Cómo hacer buñuelos

  5. Y ya solo queda elegir una de las dos opciones que os propongo… o las dos:
    1. Retirar la piel del boniato, aplastar la carne con un tenedor y usar la mitad para esta primera opción, mezclar con dos cucharadas de miel, después rellenar los buñuelos que hemos rebozado en azúcar.
    2. Con la otra mitad de boniato sin miel rellenar los buñuelos y pasarlos por miel caliente para que se impregnen bien.
Buñuelos rellenos de boniato a la miel

Buñuelos rellenos de boniato a la miel

Si presentáis las dos opciones el comensal no tendrá mas remedio que probar las dos, jajaja, la primera sabe más a boniato, la segunda sabe más a miel ¿tu con cual te quedas?

Château de Chenonceau

Viaje a Castillos del Loria {III-V Château Chenonceau, Château Amboise}

Después de pasar una noche reponedora, un hermoso bosque nos separa del Château de Chenonceau, construido sobre el lecho del río Cher en el siglo XVI, al finalizar el pequeño paseo otoñal que os muestro en la foto, llegamos a los hermosos jardines que rodean el castillo, nos espera una mañana llena de la magia de los castillos franceses, éste es uno de los más visitados y de los más completos, gastronómicamente hablando os diré que me podía haber quedado a vivir en su cocina, disponía de horno de pan, sala de despiece de caza, fogones, comedores…

Bosque de acceso a Château de Chenonceau

Bosque de acceso a Château de Chenonceau

Château de Chenonceau imagen sobre el río

Château de Chenonceau imagen sobre el río

Os podría aburrir con cientos de fotos de las innumerables estancias y habitaciones que recorrimos pero voy a intentar hacer un resumen, comenzamos con las vistas exteriores del castillo y sus jardines.

Château de Chenonceau

Château de Chenonceau

A continuación entramos en el castillo llamado el castillo de las señoras, Diana de Potitiers (1499-1566), Catherine de Médicis (1519-1589), Luisa de Lorena (1553-1601), Louise Dupin (1706-1799), Marguerite Pelouze (1836-¿?), Simone Menier (1881-1972) vivieron allí y llenaron el castillo de historia e historias personales, nada mas entrar nos encontramos con el patio de armas y una impresionante chimenea, el castillo está llenico de chimeneas tamaño XXL, si os fijáis en el detalle del suelo podemos imaginar lo que fue la grandeza de aquellas soleras y cada una de las estancias.

Chimenea de la sala de armas y detalle del mosaico

Chimenea de la sala de armas y detalle del mosaico

La capilla, ¡vaya pedazo de capilla! y los aposentos de Diana de Poitiers a quien Enrique III donó esta choza pues era su “favorita”, Diana era una avispada mujer de negocios y también diseñó los jardines mas espectaculares de aquella época.

Capilla y aposentos de Diana de Poitier

Capilla y aposentos de Diana de Poitier

Si la siguiente foto la ponéis en grande quedaréis hipnotizados para siempre, tiene un enfoque raro, algo que me obliga a mirarla sin apartar la vista, 60 metros de largo por 6 de ancho con 18 ventanales y suelo ajedrezado de pizarra y toba son las galerías que hacen de puente sobre el río Cher, donde se celebraban fiestas y bailes, luego, durante la I Guerra Mundial fue hospital de campaña y esta sala se llenó de camas y soldados, de hecho el castillo estaba apuntado en todo momento por una batería alemana preparada para destruirlo enterito pues se encontraba entre una zona ocupada y otra libre, el propio Castillo era la linea de demarcación.

Galerías sobre el río Cher

Galerías sobre el río Cher

Llegamos a las Cocinas, permitirme que me regocije en ellas…están  construidas sobre los enormes basamentos que forman los 2 primeros pilones asentados en el lecho del río; su chimenea es la más grande del castillo, en ella se pueden asar pollos con un curioso sistema de cadenas que hacen girar las aves, disponían de horno de leña para cocer pan…

La chimenea asa pollos, la panadería y más cocina

La chimenea asa pollos, la panadería y más cocina

…carnicería, donde se colgaban las piezas de caza y se despiezaban, despensa, comedores para la servidumbre e incluso una entrada de mercancía desde el río, debo aclarar que fue acondicionada durante la I Guera Mundial para dar servicio al hospital en el que se convirtió el castillo por lo que no sabemos que pertenece a aquellos años o a estos.

La cocina, el aljibe y la carnecería

La cocina, el aljibe y la carnecería

Continuamos con mas y mas salas y vestíbulos impresionantemente decorados con tapices, cuadros y muebles de época, pero vamos a dar un salto a los aposentos de Luisa de Lorena, es una estancia triste, negra, oscura y bella a la vez, decorada así para llevar el luto por su marido asesinado, el Rey Enrique III, las flores que encontramos allí eran frescas y llenaban toda la estancia de un aroma embriagador.

Aposentos de Luisa de Lorena

Aposentos de Luisa de Lorena

Pudimos pasar el resto de la mañana recorriendo los diferentes jardines, la granja, el museo de carrozas, el huerto de flores y hasta me metí en la bodega por error y casi me venden vino francés…

Jardines, bodegas y salas de exposiciones

Jardines, bodegas y salas de exposiciones

Y ya tomamos camino a Amboise para ver su castillo, la Capilla de San Huberto (tumba de Leonardo Da Vinci) y el pueblo en general que es muy bonico.

San Huberto, tumba de Leonardo Da Vinci

San Huberto, tumba de Leonardo Da Vinci

Este Château de Amboise es mas pequeño pero igualmente hermoso, expresión del renacimiento en el valle del Loira, en primer lugar os muestro la sala del consejo que también servía de sala fiestas y un cestico de leños que me quería llevar pero que era más grande que yo…

Château d´Amboise

Château d´Amboise

…la cámara de Enrique II, algunos recuerdos de la familia Orleans Penthèvre y una imagen de las calles de Amboise que llevan al castillo ¡a que mola la fachada de la pizzería!

Interior del Castillo y pueblo de Amboise

Interior del Castillo y pueblo de Amboise

Finalmente viajamos a Orleans donde pasamos noche en el Hotel Des Cedres, nos tocó una habitación triple abuhardillada, cómoda, calentita y con wifi que iba a todo trapo, tuvimos que aparcar en un parking municipal cercano pero nos dieron un ticket y por 2 euros tuvimos el coche a buen recaudo toda la noche, el día ha sido largo, nos ha cundido mucho y ya toca descansar, desde aquí nos dirigiremos al Château de Chambord…

Hotel Des Cedres

Hotel Des Cedres

Notas de viaje:

  • Precio de Entradas: Castillo Chenonceau 12,50€; Castillo de Amboise 10,70€ (atención a los horarios que los castillos cierran a las 18.00h, ponte las pilas o no verás los dos, nosotros tomamos  unas galletas a media mañana y comíamos de lo que llevábamos en el coche y a las mil…)
  • Carreteras: estrechas pero perfectamente asfaltadas, apenas 15km separan Chenonceaux de Amboise
  • Autopista: de Amboise a Orleans 80 km; 8,10€
  • Hotel: Contratado nuevamente con centraldereservas.com nos apañamos en español y como he dicho no tenía parking pero por 2€ puedes dejar el coche en un parking subterráneo municipal, el hotel está andando a unos 15 minutos del centro, tampoco contratamos desayuno pero esta vez mereció la pena, tomamos unos croasanes recién hechos en la plaza de la catedral ;)

Leer la Parte I de este viaje

Leer la Parte II de este viaje

Lomo guatemalteco con frijoles

Lomo guatemalteco con frijoles {Cocinas del Mundo}

Hoy vengo desde Guatemala un poco desilusionado, no por el país, no por su cultura o gastronomía, si no porque he hecho una receta con Lomo adobado al estilo guatemalteco y no se si está bien o no, de color desde luego que no, de sabor quizás nunca lo sabré, es lo que tiene ir por el mundo cocinando cosas que no hemos probado, de todos modos, no me rindo y prometo seguir experimentando cosas nuevas, hoy os voy a contar esta receta puesto que de los errores se aprende y porfi, si habéis probado este platico decirme si está bien o no ;) Leer más »

La cité rouyal de Loches

Viaje a Castillos del Loira {II-V Cité Royale de Loches}

Amanece en Burdeos y nosotros volvemos a pillar la autopista en la búsqueda de Castillos por el Valle del Loira, tras 300 kilómetros llegamos a la Cité royale de Loches y comenzamos la aventura para encontrar la entrada al castillo, jajaja, si aparcamos a 100 metros de la entrada, nosotros andamos 1000 buscando por donde entrar a la fortaleza, nos ocurrió como a Bugs Bunny que debimos girar a la izquierda en Albuquerque…  (Clic en las fotos para verlas en grande) Leer más »

Caparron con boletus edulis

Alubia Caparrón con Boletus Edulis

En Recetario Mañoso seguimos cocinando con alubias y yo he aprovechado este mes para hacer judiadas a mi familia, jajaja, es decir, ando probando variedades de judías que no había probado antes, en este caso la judía Caparrón con unos Boletus, os cuento que aunque similar al boliche del Pilar, la caparrón, es una variedad de judía pinta y es típica de La Rioja, allí la cocinan con chorizo y tocino pero yo he querido hacer una versión vegetariana para Alegría, mi compi rioajana que se ha apuntado al carro vegetariano y siempre que me ve me pide que en el blog ponga recetas sin chicha, pues ale va por ti, eso sí, ya que las judías son de La Rioja, me tomo la licencia de acompañar este guiso con un vino aragonés, ¿que tal un Cariñena?, otro día acompañamos unos boliches del Pilar con un riojica ;) Leer más »

Powered by WordPress