Carrilleras al vino tinto D.O. Somontano

Hoy vamos a cocinar con vino tinto D.O. Somontano, en concreto unas carrilleras al vino tinto, yo las compro deshuesadas y mi carnicera me las deja limpicas y listas para entrar en la olla a presión que es la forma más rápida de disfrutar de esta jugosa carne.

Como sabéis este vino oscense es el ingrediente del mes en Recetario Mañoso gracias a Jose, anfitrión de febrero que sabiamente ha seleccionado esta denominación de origen aragonesa, toda la información sobre este vino lleno de historia la podéis encontrar en el artículo que se ha currado en el blog Mañoso.

Febrero: Vino D.O. Somontano en Recetario Mañoso

Yo he elegido un Cojón de Gato para cocinar, jejeje, no asustarse, que ese es el nombre que le han querido dar a este vino, se trata de una serie de marcas con nombres curiosos como María de la O, Ojo de Liebre o Teta de Vaca, son vinos más afrutados y con menos presencia de maderas creados así precisamente para los que se inician en el mundo del vino, no por ello se ve mermada su calidad, este vino en concreto se elabora en base a tres tipos de uva, Merlot, Syrah, y la propia uva Cojón de Gato.

Carrilleras de cerdo al vino tinto

Ingredientes (3 personas):
– 6 carrilleras sin hueso
– 1 cebolla
– 1 pimiento verde
– 1 zanahoria
– 200 ml vino tinto D.O. Somontano Cojón de Gato 2010
– 100 ml agua
– romero fresco (del huerto)
– 1/2 canela en rama
– patatas fritas como guarnición

Elaboración:

1.- Sazonar y marcar las carrilleras en la sartén.
2.- En la olla expres, sofreir la cebolla con el pimiento y la zanahoria cortados en trozos grandes.
3.- Agregar las carrilleras y echar el vino, esperar a que evapore el alcohol antes de agregar el agua.
4.- Incorporar un trocito de rama de romero y un trocito de canela en rama, ¡ojo, toda la rama de canela sería muchísimo!
5.- Cerrar la olla y contar 20 minutos desde que sale la segunda señal.
6.- Abrir la olla, retirar la carne, batir el resto de ingredientes y poner al fuego para reducir la salsa, ajustar de sal.
7.- Finalmente podéis acompañar de unas patatas fritas.

Aunque pensaba que el sabor del tinto iba a provocar que mi hijo Alejandro rechazase el plato, resultó todo lo contrario, creo que el puntito que le da la canela al vino fue lo que hizo que la familia al completo acabásemos untando todo el pan que teníamos a mano…
Espero que os guste y ya sabéis, hasta el día 10 de Febrero hay tiempo de cocinar con vino D.O.Somontano en Recetario Mañoso, también os recuerdo que estamos de aniversario y por ese motivo sorteamos gracias a Deliteca.es un lote de productos, pásate por el artículo del mañoso para poder participar.

Print Friendly


26 Comentarios en “Carrilleras al vino tinto D.O. Somontano”

  1. sefa dice:

    Una receta que en casa nos encanta y con este vino…bssssssss.Sefa

  2. Tiene tela el nombrecito eh? jajaja. Una receta magnífica, me recuerda en su realización un poco al rabo de toro. Ya estoy oliendo esa salsa desde aquí y salibando, claro que me acabo de despertar y todavía no he desayunado. Acertadísimo el plato querido tocayo. Un saludo y buen finde.

  3. Maria Pilar dice:

    Yo las hice el otro día menos mal que nos las he publicado jejej, hasta le puse patatitas como tu.

    Te han quedo geniales Jose.

    Besicos

  4. Marisa dice:

    el otro dia lo vi en el super y me llamo la atención, mira a ver si te queda un platito para mi maridin que le encantan jejeje. besicos

  5. Pilar dice:

    Estupenda receta Jose. Yo soy más de las carrilleras al horno (sobre todo las que tienen hueso) pero también las preparo en la olla como tu. El toque de canela con el vino seguro que resultó rico rio… en cuanto al color, perfecto… la uva cojón de gato, como la garnacha (las dos milenarias) le dan un color delicioso a los guisos. Imagino que acompañarías el plato con el resto del vino 🙂

    Un beso y feliz finde

  6. Puri dice:

    Qué rico plato!! Tiene un aspecto estupendo y me imagino el saborcico de la salsa… Besicos

  7. wivith dice:

    ¡Uaa, Jose!.
    Yo sé de uno que este plato le volvería loco.
    En casa ahora es cuando empezamos a comer esta carne porque hasta hace poco ni sabíamos que existía.
    Me encanta el Cojón de gato. Es un vino estupendo así que la receta tubo que quedar perfecta con él.
    ¡Y yo aún no he comido!!!.

    POchoncicos.

  8. ANABDN dice:

    Es una carne que me encanta, queda tierna y muy rica y como no, con esa salsa hay para untar mucho pan.
    Besos.

  9. Nenalinda dice:

    Espectaculares ademas de estar de muerte relenta.
    Bicos mil y feliz finde wapo.

  10. Alba dice:

    Solo hay que ver la salsa el aspecto tan rico que tiene. Y esas pataticas ainss!
    Me lo pido, ¿No te habrá sobrado algo, por un casual? jeje!…
    Saludines.

  11. Hola Jose. Nunca he preparado carrilleras ni de cerdo ni de ternera, sí las he comido pero solo una vez y lo cierto es que me gustaron mucho.
    Hemos coincidido en la marca del vino jj la diferencia es que el tuyo es tinto y el mio no jj pero hay que reconocer que este vino es fenomenal.
    Al igual que las carrilleras que han debido salirte exquisitas.
    Saludos

  12. Juanescu dice:

    Es uno de los guisos que hago desde hace mucho tiempo, con algunas variantes respecto de tu receta:
    Al dorar-sellar las carrilleras, las paso antes por una nube de harina de arroz
    No utilizo olla a presión (como cocino por divertirme, cuanto más dure el juego, mejor y, el “chup-chup” me parece imprescindible). Tres horas a fuego mínimo da una textura y mezcla de sabores que no consigo obtener con la “supercocotte”.
    Empleo Campo de Borja de garrafa (el Somontano me lo bebo mientras guiso) que es lo que más se parece al Borgoña peleón (y, además, por qué no confesarlo, es notablemente más barato). No añado agua.
    Pocho la cebolla -cortada en juliana fina- a fuego mínimo durante no menos de tres cuartos de hora, caramelizándola con miel y evitando que se dore y añado puerro en juliana fina, así como una punta de apio y un pimiento ‘italiano’ verde.
    En lugar de poner media rama de canela, espolvoreo “una sospecha” de canela en polvo y un poco de nuez moscada. A veces, algún comino en grano y un par de hojas de laurel. Si me da la venada, un par de clavos pinchados en una cebolla que, luego, retiro.
    Los últimos 10′ muevo la olla como para un ‘pilo-pil’ con lo cual, se traba bien la salsa sin necesidad de engordarla (la harina de arroz con la que he dorado las carrilleras, ya se ha encargado de ello)
    Acompaño el guiso de patatas “al microondas” (15′, poniendo en el centro del plato rotatorio unbowl con agua) de regular tamaño y sin pelar, que corto longitudinalmente por la mitad una vez cocidas, y a las que pongo encima una nuez de mantequilla.

    • Jose dice:

      Gracias por tu comentario y la clase magistral de cocina a fuego lento, tu receta es toda una obra de arte imagino que tiene que estar impresionante. Saludos.

  13. Raquel dice:

    Vaya duo bueno de Joses este mes¡ Las carrilleras son mi debilidad y ya regaditas con este vino ni te cuento¡¡¡

Sazona este artículo con tu comentario:

Powered by WordPress